Cuotas de mantenimiento en la administración de condominio

La administracion de condominio en la República dominicana establecida bajo la ley 5038, sobre condominios del 21 de noviembre de 1958, modificada por la ley 108-05, del 23 de marzo del año 2005 en su articulo 1 la define como las distintas partes de un inmueble con independencia funcional y salida directa o indirecta a la vía publica podrán ser propiedad exclusiva de una o mas personas las que a su vez son propietarias indivisas de las partes comunes, de conformidad con el régimen establecido por esta ley.

El articulo 4 de la ley antes citada establece los siguiente: Salvo convención contraria, cada propietario, para el goce de su propiedad exclusiva, podrá usar libremente de las cosas comunes conforme a su destino, sin perjuicio del derecho de los otros propietarios,. Estará obligado a contribuir proporcionalmente a las cargas relativas a la conservación, mantenimiento, reparación y administracion de las cosas comunes. A falta de convención contraria, esa contribución sera proporcional al valor de las fracciones divididas del inmueble, teniendo en cuenta su extensión y su situación. El porcentaje que se fije en el reglamento que deberá registrarse al someterse la propiedad al régimen de esta ley, solo podrá modificarse por el acuerdo unánime de todos los interesados.

A su vez el articulo 32 taxativamente deja claro la formula base para hacer el calculo de la cuota a pagar mensualmente por cada uno de los propietarios que conforman el condominio cuando dice: Los gastos ordinarios se harán de acuerdo con el presupuesto que aprueben anualmente los propietarios. La cuota que corresponda a cada propietario, en esos como en los otros gastos, se hará en el acta de la asamblea que los autorice o apruebe., lo que a todas luces y por vía de consecuencia la cuota a pagar mensualmente se deriva de un presupuesto anual de gastos del condominio debidamente aprobado por el consorcio de propietarios.

Visto lo preestablecido en el párrafo anterior enfatizamos que la cuota de mantenimiento a pagar por cada uno de los propietarios no es un capricho de un administrador, es una aprobación de una asamblea que representa el consorcio de propietarios con la mayoría de los votos la cual debe cumplir con las formalidades de forma y de fondo establecida por la normativa a pena de nulidad.

El consorcio de propietarios no puede inscribir el privilegio a que se refiere el articulo 33 de la Ley 5038 de 1958 sin haber convocado válidamente al propietario afectado a la asamblea en la que se autoriza dicha inscripción.

admin

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *